He decidido crear este sitio e incluirlo en mi blog madre a fin de contribuir a la difusión de las enseñanzas de un ser que riega mi alma de una amorosa energía de luz.


Contenidos

El material aquí publicado es extraído de dos fuentes:

Los dibujos y algunos textos del blog creado por Ángel Pan .

De los libros publicados por Editorial Sirio .


martedì 19 luglio 2016

sabato 2 maggio 2015

mercoledì 15 gennaio 2014


SEÑOR

   
      Señor. Tú que vibras por encima de la vida y la muerte de este Plano.
Que caminas más allá de nuestro entendimiento. Que conoces el camino de nuestros pasos porque ves desde otro Nivel de consciencia. 

Tú que escuchas los latidos de nuestros corazones y ves al Ser Planeta Tierra como un solo corazón. Tú que sabes esperar al final de las cosas y su comienzo más allá de este presente.

Señor escucha las súplicas que te llegan de nuestros corazones humanos y enséñanos a vibrar contigo para que enseñemos a vibrar contigo. 

Enseña a sentir en ti para que enseñemos a sentir en ti. Enseña a Amar en ti para que enseñemos a Amar a todas las cosas.
   OH, ESPÍRITU DE LA TIERRA
   Oh, Espíritu de la Tierra, tu ser lo impregna todo y en tus latidos viven todas las cosas. De tus senos se alimentan todos los pueblos, desde los pueblos humanos hasta los pueblos alados y los pueblos que andan sobre cuatro patas y los pueblos que viven en el aire denso de las agua y los pueblos que embellecen con sus cuerpos la vida de todo cuanto existe, y que purifican el aire y transforman a la tierra en alimento.
   Todos los pueblos unimos nuestras voces para alabarte. Oh, Madre Tierra, donde hacemos nuestros días y también nuestras noches de tránsito por el cielo.

GRACIAS TE DOY MADRE TIERRA


   Gracias te doy Madre Tierra por permitirme pasear por tu piel y ser consciente de que te contemplas en todas tus bellezas desde esta parte que yo soy.

   Gracias te doy Madre Tierra porque me permites acariciarte y serte útil al cuidarte en todas las cosas que me ofreces. Por acariciarme con tu aliento el aire, y por cuidarme con tus manos de frutos y flores, y por saciarme con tu sangre de agua.


   Te doy las gracias a ti Madre Tierra porque en el transcurrir del tiempo has sabido esperarnos a nosotros los hombres y has dejado que lleguemos a ti desde el Amor y el Conocimiento. Y te has sacrificado para que no por la fuerza, si no por la condescendencia nos sintonicemos en ti y te cuides desde nosotros.


   Gracias te doy Madre Tierra porque aún nos das flores y nos das Amor en el silencio de tus días y tus noches.


Cayetano Arroyo